Biohormigón

El hormigón es uno de los materiales más utilizados en la construcción. La historia del hormigón es casi tan antigua como la historia de la civilización, y los primeros ejemplos de uso se remontan a épocas tan arcaicas como el Antiguo Egipto. Sin embargo, presenta varios problemas. Por un lado, su gran impacto medioambiental, y por otro, es un material proclives a agrietarse y costoso de reparar para mantener en estado óptimo.

Solucionar estos problemas es posible gracias a la óptica biomimética. Unos microorganismos llamados ‘extermófilos‘, capaces de vivir en situaciones y ambientes extremados, inhóspitos y artificiales, pueden mezclarse con el concreto y servir como reparador natural gracias a su habilidad de sellado agujeros y fortalecer las áreas débiles. El resultante es el ‘biohormigón‘.

Las ventajas de este nuevo hormigón son muchas. Por ejemplo, se reduce la necesidad de reconstruir y por tanto la demanda de hormigón, cuya producción genera un 5% del dióxido de carbono que expulsamos en la atmósfera. Además, también, mantener los edificios es más económico para las empresas y administraciones.

Redes inteligentes de energía

Partiendo de la necesidad obvia de hacer una transición energética desde la dependencia de los combustibles fósiles al aprovechamiento de recursos renovables, el ingeniero Pep Salas se ha basado en cómo la naturaleza gestiona los flujos de materia, energía e información para desarrollar las smartgrids.

Estas redes inteligentes de distribución de la energía pueden determinar en qué momento un punto de la red debe actuar como consumidor o como productor según el estado global. Estas nanoxarxes inspiradas en flujos ecosistémicos generan un alto impacto desde el punto de vista energético, pero también económico y social.

En este caso concreto, la naturaleza también ha sido fuente de inspiración directa en el diseño de placas solares que, como los girasoles, aprovechan al máximo las horas de irradiación haciendo un seguimiento constante de la evolución del Sol en el firmamento .